Mancha de tinta en la ropa

Como ocurre con la mayoría de manchas, la tinta de bolígrafo se elimina mejor cuanto más reciente es, por eso es importante que trates la prenda lo antes posible. También es necesario saber que las manchas de tinta no se deben frotar para que no se extiendan por la parte limpia de la prenda.

Si tienes la suerte de que la tinta aún está fresca, intenta retirar la mayor cantidad posible con un paño. Si por el contrario la tinta de bolígrafo ya se ha secado, humedece un algodón en agua e intenta retirar la máxima cantidad.

Una vez retirada toda la tinta posible con agua, coloca un paño debajo de la mancha y humedécela con alcohol o quitaesmalte. Con la ayuda de otro paño retira toda la tinta que puedas y repite el proceso hasta que la mancha desaparezca.

Si el alcohol o el quitaesmalte no consiguen hacer desaparecer la mancha, puedes probar el mismo método con vinagre blanco o crema de afeitar.

Si la mancha persiste, otro método muy sencillo consiste en poner a remojo la mancha en un recipiente con leche templada o con zumo de limón.

Una vez hayas conseguido deshacerte de la mancha de bolígrafo solo te quedará lavar la prenda como de costumbre.