Limpia el frigorífico con regularidad

A ser posible semanalmente, con una solución de bicarbonato de sodio y agua tibia. Evitarás la proliferación de bacterias y, por tanto, olores desagradables. Desconecta el aparato para limpiar la parrilla trasera, y hazlo con un trapo húmedo pues el polvo y las pelusas que se le acumulan encima dificultan mucho el funcionamiento de su motor

.